Revisa tus amortiguadores facilmente

En un vehículo la suspensión juega un papel muy importante, y la parte más importante de este sistema son los amortiguadores. Para conseguir los repuestos más baratos te invito a visitar los desguaces online asturias, porque también encontrarás recambios de muy alta calidad a un precio realmente bajo.

Sin embargo, debes tener en consideración algunos puntos básicos que te permitirán revisar tus amortiguadores para saber si están en buen estado. Estos los he reunido en este post con la finalidad de que puedas conseguir el máximo rendimiento posible y así evitarás cualquier tipo de inconveniente.

¿Cómo revisar los amortiguadores?

La revisión de los amortiguadores es muy fácil de hacer, en especial porque solo bastará con seguir algunas recomendaciones para conseguir hacer la misma:

Estado de los amortiguadores

Es vital asegurarse de que los amortiguadores se encuentren completamente libres de óxido porque esto puede afectar su rendimiento. El óxido suele aparecer especialmente cuando conduces por terrenos que tienen mucha sal.

También debes asegurarte de que no exista ningún tipo de fuga de aceite, porque esto causará problemas. Para ello, puedes fijarte en el suelo donde aparcas tu vehículo, porque allí podrás detectar las manchas de aceite que pueden indicar una fuga de aceite en los amortiguadores del coche.

Estabilidad

El nivel de estabilidad es otro punto fundamental que debes tener en consideración, en especial porque así podrás conseguir la máxima seguridad en tu coche. Debes observar el coche a una distancia prudente mientras que está aparcado en una zona completamente plana.

Fíjate bien en la línea que se forma entre la defensa del coche y el pavimento, la cual debe ser completamente paralela. Si el coche se inclina hacia algún lado, esto indicará que ese amortiguador está en mal estado, por lo que deberías cambiar ambos amortiguadores para recuperar la estabilidad perdida.

Prueba del rebote

Es una de las pruebas más comunes y que te permitirán conocer el estado de los amortiguadores de una forma rápida. Para hacerla de una forma correcta debes ejercer presión sobre la carrocería hasta que descienda la suspensión, y paso seguido tendrás que soltar la presión y observar.

Cuando el coche vuelve a su posición en un solo movimiento, quiere decir que la amortiguación está en buen estado. Pero, si comienza a dar rebotes será el momento de hacer el cambio de los amortiguadores cuanto antes para evitar accidentes. Es una prueba muy práctica cuando vas a comprar un coche de segunda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *