Así se hace el mantenimiento de un coche de lujo

Cuando compramos un coche nuevo, el principal factor que va a influir en cómo le afecte el paso del tiempo va a ser el mantenimiento que llevemos a cabo. Un correcto mantenimiento se hace fundamental a la hora de alargar la vida útil de un vehículo y de que permanezca como nuevo el mayor tiempo posible. Esto implica realizar visitas periódicas a tu taller mecánico, así como una correcta y cuidada limpieza de la carrocería exterior y el interior del coche.

Además, en el caso de los coches de lujo, el mantenimiento adquiere aún mayor importancia, ya que es la mejor manera de proteger la inversión y el gran desembolso de dinero realizado en la compra del vehículo. Por otro lado, también es importante puesto que cualquier avería en este tipo de coche, por falta de mantenimiento, tendrá un coste bastante más elevado que en uno de gama media.

El precio, la principal diferencia

Según un estudio de la empresa Audatex, en los primeros 100.000 kilómetros el coste medio de mantenimiento de un coche de lujo es de 4.600 euros, lo que supone un 8,7% más que los 4.250 euros de media de un vehículo de gama media.
También en los neumáticos existe una diferencia de precio según dicho estudio: en los vehículos premium el coste es un 4,8% mayor. Por su parte, también hay una notable diferencia en los gastos de carrocería, donde nos encontramos con un 9,2% más de desembolso en los coches de lujo.
Si la diferencia de coste de mantenimiento ya es importante entre ambos tipos de coche, aquí viene el motivo por el cual sigue mereciendo la pena realizarlo de forma periódica para evitar averías: el coste de las reparaciones representa un 46% del total de operaciones en la gama alta frente al 41% en los coches de gama media.

Consejos para el mantenimiento

Carrocería: El cuidado de la carrocería es fundamental, puesto que de él depende la imagen que transmite el coche al exterior. Los coches de lujo son considerados premium tanto por la calidad de sus componentes como por su belleza exterior. Por tanto, es importante realizar un encerado de la carrocería cuatro veces al año: uno por cada cambio de estación. Esta acción, además de embellecer y dar brillo a la pintura, actúa como capa protectora. También es recomendable lavar la carrocería cada 15 días, utilizando siempre productos específicos y homologados.


Interior: Cada dos semanas, se recomienda encender el sistema de aire acondicionado con el objetivo de que expulse polvo acumulado en los conductos y también remueva el que se encuentra en el interior del vehículo para que posteriormente pueda ser aspirado más fácilmente. Por tanto, el siguiente paso va a ser aspirar todos los elementos y rincones con detenimiento. Continuaremos la limpieza interior pasando un paño ligeramente humedecido por el salpicadero. Por último, en el caso de que los asientos sean de piel, deberán limpiarse con un producto específico para dicho material.


Componentes: Los componentes de un vehículo de gama alta son de una calidad excepcional que, para mantener su rendimiento óptimo, necesitan de un mantenimiento periódico. Por eso, la mejor forma de llevarlo a cabo, es dejándolo en manos de especialistas en un taller mecánico.


En conclusión, si estás pensando en adquirir un coche de lujo o si ya eres propietario de uno, tienes que ser consciente de que no solo en la compra invertirás más que en uno de gama media, sino también en el mantenimiento. Sin embargo, es fundamental y siempre merece la pena realizarlo de forma constante, ya que será lo que te va a permitir disfrutar durante mucho tiempo de tu coche premium como si estuviese recién salido del concesionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *