Peluquerías de última generación

La tecnología ha cambiado nuestras vidas y la de muchos negocios.

Las peluquerías, uno de los más tradicionales, está sufriendo una importante transformación en los últimos años. Nuevos estilos, fusión de técnicas, visión ecológica y un sin fin de productos relacionados con la salud que se adaptan al consumidor más exigente.

Si estas pensando en montar una peluquería, seguro que te estarás preguntando:

¿Cómo serán las peluquerías del futuro?

En un mundo donde el tiempo es escaso para casi todo y el comercio electrónico está en su máximo apogeo, los negocios locales como las peluquerías deben plantearse qué hacer para adaptarse a los clientes y cómo deben ser las peluquerías de última generación.

En este contexto, algunas ciudades europeas ya disponen de espacios de belleza y salones de peluquerías que persiguen el concepto de experiencia exprés sin renunciar a la calidad, a pesar de las prisas.

Londres, por ejemplo, es un gran referente en este sector, donde el auge de las peluquerías que ofrecen cuidados para la piel, relajación y servicios de nutrición comienza a ser el nuevo estándar.

No estamos hablando de lavacabezas con sillón de masaje, el que solemos ver en las peluquerías actuales, si no de verdaderos espacios dedicados al descanso y a potenciar la salud físico-mental.

Las peluquerías de última generación se encuentran a caballo entre los salones de cosmética y los SPA´s, buscando el equilibrio perfecto entre belleza y relajación. En estos nuevos espacios podrás solicitar un nuevo cambio de look, un masaje corporal, una limpieza de cutis, hacerte la manicura e incluso, adquirir cosméticos de calidad.

Todo sin olvidarnos del glamour con el que los clientes desean ser recibidos y tratados, el tiempo, al ser un servicio más rápido de lo habitual, y el precio, al alcance del bolsillo del consumidor medio.

En la peluquería del futuro, será fácil ver a dos peluqueras trabajando a la misma vez con un cliente mientras que, otro profesional de la salud, evalúa su piel y hábitos de consumo, le hace la manicura y recibe un confortable masaje en los pies. A su vez, el cliente será recibido con una bebida détox o un zumo natural.

Servicios simultáneos que complementan su paso por la peluquería y que hace que un corte de pelo, peinado o tinte se conviertan en una auténtica experiencia para nuestro cuerpo.

Menos tiempo, más servicios, más lujo y profesionalidad resumen cómo son las peluquerías de nueva generación que ya han comenzando a florecer en el norte de Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *