Crea tus propias camisetas para todo tipo de celebraciones

Las camisetas personalizadas están de moda. Se usan para todo tipo de celebraciones, incluso hay quién las hace específicamente para un día en el que hay un partido especial. Pero si cada vez que queremos hacer camisetas personalizadas tenemos que recurrir a una tienda especializada seguramente acabemos gastando un montón de dinero.

Por eso, mucha gente prefiere comprar papel transferible al calor y hacerlas en casa. Comprar camisetas básicas en cualquier tienda sale por muy poco dinero y si se usa la impresora del hogar y la plancha normal, crear estas camisetas es muy económico.

Un diseño que te guste

Puedes imprimir todo lo que se te ocurra, desde una frase que tú mismo crees en colores hasta una foto con toda la pandilla. Si se te dan bien los montajes puedes llegar a crear todo tipo de divertidas bromas que sorprenderán a tus amigos.

Incluso puedes crear divertidas camisetas para los amiguitos de tu hijo con motivo de la celebración del cumpleaños. Un recuerdo bonito que les encantará y que seguro que usaran muchas veces. Solo busca un motivo que les guste a los niños y que haga referencia a la celebración.

Cumpleaños, despedidas de soltero, fiestas en el trabajo o bodas de plata. Cualquier excusa es buena para crear una camiseta conmemorativa. En algunos casos será exclusiva para ese día y en otros casos, gracias a su diseño, podrá utilizarse cualquier día. Un ejemplo son las camisetas en las que tan solo se imprime el nombre de la persona para su identificación.

Una técnica sencilla

Una vez que tienes elegido el motivo es muy fácil crear la camiseta. Tan solo tienes que realizar la impresión y una vez hecha colocar el papel transferible sobre la camiseta. Aplicas el calor con la plancha y retiras despacio el papel. Verás como el dibujo queda en la camiseta y una vez que enfríe seguirá ahí para siempre.

Si tienes dudas, la primera vez puedes realizar la impresión en un papel y ver si queda con el tamaño perfecto para la camiseta, así no gastas un papel transferible de manera innecesaria. Una vez que ya tengas todo controlado, puedes empezar a imprimir el diseño para pasarlo a las camisetas.

En muy poco tiempo puedes tener listas todas las que necesites y, por muy poco dinero, tener camisetas personalizadas para cualquier ocasión que lo merezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar