Cuando pensamos en un videochat erótico solemos pensar en mujeres muy sexis que se muestran para los hombres. Pero no son las únicas en hacerlo. Los chicos con webcam son bastante más frecuentes de lo que pensamos, si bien la mayoría de ellos son gays o bisexuales.

¿Existe acaso poco público femenino para este tipo de cámaras? Lo cierto es que ellas son minoría a la hora de ver un show en directo de carácter sexual o de interactuar con un chico que se muestra a través de una cam. Pero eso no quiere decir que no haya chicas que disfruten mucho con este juego sin mostrarse, sino mirando.

¿Por qué son más los hombres que miran?

Por definición, los hombres son mucho más visuales en todo lo que se refiere al sexo. Por eso ellos consumen más porno que las mujeres. Para ellas son más importantes otras sensaciones que las visuales, que no dejan de tener su parte de morbo. Las caricias, el contacto físico, incluso los olores, son mucho más valorados por las mujeres que sienten que no tiene una excitación completa sin estos factores.

Pero los tiempos cambian y muchos factores de la sexualidad también. Cada vez hay más mujeres que viven su sexualidad de una manera mucho más abierta y que están dispuestas a probar nuevas experiencias.

Lo que les falta en sensaciones lo suplen con imaginación y si encuentran a alguien suficientemente cómplice al otro lado de la cámara lograrán pasarlo tan bien como cualquiera. Pero es importante que el hombre sepa conectar y estimular no solo la vista de la mujer sino también su imaginación.

Otro tipo de exhibiciones

En el caso de los gays, los hombres homosexuales siguen respondiendo al estímulo visual de la misma manera que los heteros. Por tanto, no hay una necesidad de actuar de manera diferente. Un chico gay que se muestre ante una cámara basará su juego, casi siempre, en lo físico, en lo visual y en el sexo más directo.

También está el caso de las parejas que se muestran juntas manteniendo relaciones. En estos casos lo habitual es que les dé morbo exhibirse y que cuando están ante una cámara quieran tener constancia de que los miran, pero quizás no entrar tan directamente en el juego con las personas que lo hacen.

Observar a una pareja puede ser tan excitante para un hombre como para una mujer e incluso puede ser divertido verlo en pareja en vivo y en directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar